Diseños especiales para motores de nueva generación

El especialista en sistemas de combustible combina diseño flexible y alta tecnología para los motores de nueva generación de los fabricantes de automóviles a partir de 2018

Stanadyne ha conseguido recientemente un contrato para suministrar casi 4 millones de bombas de combustible de inyección directa de gasolina para un programa de motores de gran volumen que se utilizarán en aplicaciones como camionetas y vehículos de alto rendimiento

Stanadyne, desarrollador de sistemas de inyección de combustible con sede en Windsor, Connecticut, ha anunciado hoy que ha conseguido un contrato para suministrar 3,8 millones de bombas de inyección directa de gasolina (GDI) a un fabricante de automóviles nacional. El contrato de cuatro años se produce tras el reciente anuncio de que Stanadyne acababa de fabricar su bomba GDI número 2 millones.

"Los productos de Stanadyne sirven para una diversa gama de motores de gasolina", dice el director general de Stanadyne, David Galuska. "Diseñamos sistemas de combustible especializados y nos adaptamos a las necesidades de los fabricantes. Nuestro enfoque flexible permite a los fabricantes de automóviles la ventaja de diseñar motores con menos restricciones."

El nuevo contrato, que se extiende de 2018 a 2024, es una extensión del acuerdo actual con el mismo fabricante, haciendo que el compromiso total sea de 11 años. Las bombas GDI que se están suministrando cuentan con los últimos diseños de alto rendimiento y ahorro de combustible de Stanadyne e incluyen características adicionales desarrolladas específicamente para satisfacer las necesidades de su próxima generación de vehículos de rendimiento y camionetas.

"Esta nueva bomba GDI establecerá importantes puntos de referencia técnicos y de mercado en cuanto a embalaje, peso y reducción del ruido", afirma el presidente y director de tecnología de Stanadyne, el Dr. John Pinson. "Nuestro innovador diseño incorpora revestimientos de materiales avanzados y nuestra tecnología patentada QuietTechTM para lograr un alto rendimiento en un paquete silencioso y ligero."

Stanadyne ampliará su capacidad de fabricación en Jacksonville, Carolina del Norte, para dar cabida al nuevo programa a partir de marzo de 2016. La instalación de 130.000 pies cuadrados sirve actualmente como la principal instalación de producción de la compañía para las bombas GDI y emplea a 280 personas. El inicio de la producción de la nueva bomba está previsto para 2018 y la primera entrega tendrá lugar en abril de ese año.

Listo ¿para empezar?